El ser racional y civilizado

Llevamos una dieta desequilibrada
intoxicamos nuestro cuerpo con azúcar
alcohol, tabaco, televisión…

no nos conocemos, nos maltratamos,
psicológicamente nuestro pensamiento
está hundido en una montaña de malos pensamientos
rencor, odio, envidia, celos…

de entre el rango de emociones posibles
estamos sintonizadxs con las más negativas
miedo, enfado, frustración, depresión, ansiedad…

vivimos en el estrés, en la falta de tiempo,
en la falta de tranquilidad, en la falta de sueño,
en la falta de descanso…

nuestra mente no para, no tenemos un instante
para sentarnos a meditar, tranquilizarnos,
observar la belleza de la naturaleza
de la naturaleza que, abonada y cuidada
crece en nuestro interior…

los noticiarios son horribles,
los programas de televisión horribles,
la música que ¿escuchamos? superficial,
la radio solamente habla de guerra y destrucción…

en el cine nos divierte el drama,
el dolor, el conflicto,
vivimos con alguien a quién no comprendemos
a quien no respetamos, que no nos respeta
desconectadxs de esa persona con la que
por definición
es la única con la que vamos a pasar el resto de nuestras vidas
nosotras mismas

no nos conocemos
no nos respetamos
no nos comprendemos
nadie nos enseña que exista ese camino

es más importante conocer una versión tergiversada
con fines nacionalistas
de algún pasaje de la ¿historia?

humanos vienen
y no vemos personas
sino ladrones de trabajo

no sentimos que exista una humanidad
y nos amurallamos en el sentimiento
de que la nación propia es la única verdadera
como nuestro ¿dios?

vivimos todo esto sin vergüenza
más bien con orgullo
no aprendemos de nuestra experiencia
vivimos encerradxs en nuestras creencias
nos sabemos ver las limitaciones a las que
nos someten las mismas, a las que nos sometemos
creemos que nuestras ideas son las únicas verdaderas
como nuestro ¿dios?

no entendemos las consecuencias de nuestros actos
por lo tanto
no somos seres responsables

Es decir:
maltratamos el cuerpo,
la mente,
el espíritu,
el corazón
¿Y todavía nos extrañamos de sentirnos tan mal?

Somos un ser racional, civilizado,
eso nos han dicho…

 


https://energostatic.bandcamp.com/album/deciphering-the-stars


Qué es la sabiduría

El arte de vivir. No el arte de hacer cosas, el arte de vivir… Se puede vivir sin hacer muchas cosas, y se puede hacer muchas cosas sin saber vivir. La mayoría de la gente que ahora uno ve por la calle sabe hacer muchas cosas, se mueve todo el día, está agitada todo el día, y no sabe vivir.

Hoy, en gran parte, el hombre de una ciudad civilizada y urbanizada es un servidor del sistema y de las máquinas, porque cuando tiene que ocuparse del coche, de la lavadora, de lo otro y de lo de más allá, se pasa el día alimentando cosas y sosteniendo cosas, cuando sencillamente podría vivir mejor. Porque lo que no está claro son los fines. ¿Cuáles son los fines de la vida?, ¿para qué vivimos?, ¿para qué estamos vivos?

Estamos vivos para vivir, para hacernos, para realizarnos, para dar de cada uno de nosotros todo lo que puede dar, porque así tendrá todo lo que pueda recibir. Pero para que esto empiece hace falta libertad. Y para tener libertad, no libertad de expresión, lo que hay que tener es libertad de pensamiento, porque si usted no tiene libertad de pensamiento, da igual que hable o diga lo que quiera.

El poder se asegura de que no tengamos libertad de pensamiento, para eso nos educa, para que pensemos lo que él quiere que pensemos. Y entonces, cuando consigue que nosotros pensemos lo que él quiere que pensemos, y eso lo consigue en la infancia, cuando enseña la doctrina, cuando enseña los principios; lo consigue en la sociedad con el ambiente general, con los principios, la publicidad, el mercado, etc.

Cuando consigue que la gente piense lo que el poder quiere que piense, resulta que, si no tenemos libertad de pensamiento, no tenemos libertad de expresión, y no nos educan para tener libertad de pensamiento. Y cuando tengamos eso, podremos pensar en los fines de la vida, porque los fines de la vida no son aumentar en dinero y en gasto y en diversión, no es eso. Es ganar en satisfacción personal, ser más lo que uno es.

El tiempo no es oro, el tiempo es vida.

José Luis Sampedro

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s