Música reEvolucionaria

Porque la conciencia nunca ha sido plana,
la introspección me reveló una realidad que no esperaba.
Toqué a las puertas de la percepción
y desde la rendija el ego dijo:
“olvídame u olvida la entrada”.

[Dale al play]

Reminiscencias de un pasado gris
al que no me entrego,
lastre que suelto
y alivio el peso de existir.

Del balanceo del ego,
pendiendo en las cuerdas vocales.
Carraspeo y rapeo otro tipo de egotrip.

Desaprendiendo a ser mayor, como en su día
cuando concebía la urbe como arte.
Hoy me hostiga el sinsentido de ser responsable,
ahorrar para olvidar este presente
o recuperarlo.

Miro los cuerpos,
dialogando en los silencios…
metalenguaje,
respeto el movimiento.

Salto hacia atrás mis trampas mentales,
porque ya salté adelante y sólo hallaba más.
Busco puntos de fuga en la ciudad,
tiendo la hamaca en la azotea e imito las gaviotas.

Despido el mundo como Castaneda
en el saco,
subo la cremallera y miro al cielo
como Supertramp.

(Estribillo)
Yo no soy sino cambio y movimiento
Tú otra parte de este círculo perfecto
Él un ejemplo: vida y obra de un maestro.
Nosotros. Vosotros. Ellos.

¿Ellos quiénes son
sino el material de un hombre bueno?
Vosotros proyectáis la élite de la que os quejáis.
Nosotros educados para guardar silencio y replicaros,
confundir la ética y la ley.

(El Punto)
Yo no tengo ego, ¡hey!
Yo tengo varios,
uno por cada fallo.
Bien…
¿Comunicarnos?
Quizás por eso cargo con el peso, ¡va!

Todo es por algo, valgo lo que ofrezco,
O lo que entiendo en ellos,
coloco bien los versos
y el resultado luego
nunca es lo que me espero.

Buscando más fui menos
de lo que abarco en cueros,
juzgándome por celos,
lejos de lo que siento.

Sí, yo todo el rato en todo momento.
¡Yo! porque mi historia se merece el cuento.
¿Cómo la cago, cómo resuelvo?
Tanto he buscado en mí que ni me encuentro.

Me di por muerto un martes,
sufrí por dentro un cáncer,
pero hoy me siento el máster
de nuevo al parecer.

¿De veras soy lo que aparento
o parezco ser?
De fuera yo aún no puedo verlo,
por dentro sé.

(Rase Tapándari)

Porque la conciencia nunca ha sido plana,
la introspección me reveló una realidad que no esperaba.
Toqué a las puertas de la percepción
y desde la rendija el ego dijo:
“olvídame u olvida la entrada”.

Aprendí a amar antes que a perder,
aunque perdí mucho antes de amar,
no logré aprender.

Soy un romántico
poco pragmático,
per se,
y por Lao (Tse) sé
que mi verdad no la oiré de nadie.

Jamás pensé en ser hombre de fe,
pero que más racional que interpretar lo inexplicable,
reducirlo todo a un armonioso aprendizaje
y soltarse, confiar en el cauce:
I´m water my friend.

(Estribillo)

(Sample de Alan Watts)

“Me pregunto qué quieres decir cuando dices “yo”. He estado muchísimo tiempo interesado en este asunto, y he llegado a la conclusión de que lo que la mayoría de las personas civilizadas quieren decir cuando dicen “yo” es una alucinación. Es decir: una sensación falsa de tener una identidad personal. Eso es una barrera total con respecto a las cuestiones de la Naturaleza”

 

¿Educación para el Siglo XXI? Claudio Naranjo en Congreso Futuro 2017

 

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s