Ahora que estamos “todxs” :)

Uno de mis objetivos vitales
es no transmitir
mis frustraciones
a la progenie que vendrá.

Cómo conseguir esto
sin conocer mis frustraciones
sin trabajar con ellas
sin llegar a vivr sin frustraciones
sin entrenarme
desarrollar la sutileza
de detectarlas cuado vengan
y entender
que una frustración
no es más que la diferencia
entre una expectativa,
(una idea, una proyección mental)
y la realidad de lo que las cosas
son.
La diferencia entre
lo que me gustaría que las cosas fueran
y lo que estas en realidad son.
Una no aceptación
de las circustancias.
Una no aceptación
de las personas.
Vivir esperando
en vez de vivir.
No aceptar nuestro pasado
no aceptarnos en el presente
no aceptar la persona en la que
inexorablemente
estamos por convertirnos.

La persona que seremos
se diseña a cada instante presente
no hay más futuro posible
que los efectos de lo que hagamos hoy
en la medida de nuestras capacidades
(aceptando que existe lo irrevocable y
el azar, lo que se escapa de nuestra voluntad)
cambiaremos lo que seremos
actuando en el hoy
en el ahora.

De esa fuerza nace este poema
de que gracias a él
a fluir en la necesidad de escribirlo
el mañana será diferente.

No hay vuelta atrás
se podría borrar pero el poema permanece
ahora las ideas se han estructurado
se comprenden en mí
podría volver a escribirlo
de mil maneras distintas
y seguiría siendo
a cada intento
el mismo poema.
Porque surge de percepciones simples
cercanas a eso que llevamos dentro
y que cuando está fuera
y toma color verde o marrón
llamamos Naturaleza.
Somos naturaleza
y cuando devaluamos el intelecto
a un lugar equilibrado con todo lo demás
apagando su constante ruido
escuchamos en nuestro interior
una voz
a la que solo atendíamos
cuando conseguía alzar la voz
por encima de la algarabía del pensamiento.
Esta voz es sutil
habla de cuestiones simples
les da forma sencilla
al principio cuesta entenderla
estamos acostumbradxs al laberinto
a la madeja
a los fuegos de artificio
a la construcción artificial e inútil
a los efectos especiales
a asombrarnos ante el gran truco de magia
no cultivamos la sutileza,
la sensibilidad,
la sencillez
y cuando nos hablan de cosas simples
buscamos encajarlas en teorías complejas
en la que sentirnos confortables
con la que recibir recompensas.

Y el efecto secundario de la recompensa
es dolor de cabeza,
físico
espiritual
ansiedad
dolor
conflicto
drama
dualidad
contradicción.

No puedo anticipar que vaya a ser
una gran padre
una gran madre
eso sería soberbia
lo que siento es que cultivando
el autonocimiento y la sensibilidad
puedo ayudarles a romper esa cadena
que les ataría a mis frustraciones
y las de todos mis antepasados.

(cultivar en mí
aquello que deseo transmitir)

_dsc5010

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s