Juzgamos

Nuestros actos

los justificamos

a toda costa.

 

Los actos de “los demás”

los juzgamos

sin contemplación

sin compasión.

 

Nuestros actos

los encajamos

en nuestro contexto

social y personal

para comprenderlos

y poder llegar a decir

“hice esto por esta razón”

en ello dejamos muchísima energía.

 

Lo actos de los demás

los analizamos aisladamente

de todas sus circunstancias

para poder decir

“es incomprensible que hiciera eso”

con ello sentimos ahorrar energía.

 

¿Se merecen “los demás”

lo que con tanto ahínco

buscamos para nosotros?

 

¿Podríamos llegar a juzgar a alguien

aunque conociéramos

cada circunstancia de su vida?

¿Se pueden llegar a conocer

hasta el más mínimo detalle

las circunstancias vitales de una persona?

¿Se puede llegar a conocer

hasta el más mínimo detalle

de las circunstancias de la vida propia?

¿Qué son las circunstancias de una persona?

¿el contexto de una persona?

 

Aproximación:

Ese espermatozoide concreto

que fecundó ese óvulo concreto

las circunstancias de tus progenitores

su historia vital

las circunstancias de SUS progenitores

toda su historia vital

las circunstancias de SUS progenitores…

las hormonas de tu madre afectando

al desarrollo del feto

el entorno concreto en el que naciste

el cariño que recibiste

la dieta con la que te alimentaste

desde tu primer sorbo

la configuración de tus vías nerviosas

el desarrollo de tus zonas cerebrales

la sensibilidad a ciertos neuromoduladores

el aprendizaje que moldeó físicamente tus cerebros

las afecciones que puedas “sufrir”

lxs amigxs que has tenido

la relación con tu familia

la atención que has podido prestar

en los momentos en los que alguien

te podía abrir la visión a otras realidades

la gente que has conocido

el tiempo que hace en la ciudad que has crecido

la relación que tienes con la ciudad en la que has crecido

las oportunidades que has tenido

¿has hecho deporte?

¿has tratado de ser feliz?

¿has leído?

¿con qué creencias te relacionas con el mundo?

 

nada más una pequeñísima aproximación

al concepto de circunstancias

¿comprendes tu vida a un nivel tan íntimo

que eres capaz de juzgarte a ti mismo?

Y si así fuera

dime…

¿no es verdad que cuando comprendes

no juzgas

porque has llegado a comprender?

 

Así podríamos estar todo el día

y por si te has perdido

te hago un resumen:

 

Nuestros actos

los justificamos

a toda costa.

 

Los actos de “los demás”

los juzgamos

sin contemplación

sin compasión.

 

 

comprensión conocimiento conciencia

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s