Mi verano en cifras

Mi verano en cifras

 

Eran días de desidia en unos estudios que sentía vacíos (aún cuando habían sido elegidos para llenar un hueco interior, una necesidad, calmar una ansiedad) cuando se me cruzó en el camino. Doctor en sociología, apareció en clase con los dedos repletos de anillos, las orejas agujereadas y vestido completamente de negro y ceñido. De entre todos los recuerdos que tengo de él destaca uno muy temprano en el que afirmó: “yo estoy doctorado en sociología y creo firmemente que las relaciones humanas se pueden explicar mucho mejor a través de la química, el olor, el intercambio de hormonal”.

Hay un factor existencial de experiencia directa y personal (quizás) totalmente inexplicable a través de el análisis, las cifras, los datos… Sobre todo cuando entramos en contacto con la personas, animales o aquello que llamamos naturaleza (que engloba, como no, personas y animales).

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s