El corazón de la esperanza


 

Tac, tac,
tac, tac
por mucho que te esfuerces
por mucho que aprietes
no puedes apagarlo
tac, tac,
tac, tac
perfora tu alma a cada momento
con un
tac, tac,
tac, tac,
en un paseo al monte
en cada telediario
tac, tac,
tac, tac,
mientras cortas los alimentos
con los que harás una sopa
al accionar el botón de arranque
de tu scooter
tac, tac,
tac, tac,
en los comentario de una magazin
en esa copa de vino a diez euros
tac, tac,
tac, tac
en la espera de la televisión
o el teléfono que te compraste
de la cámara de fotos que anhelas
tac, tac,
tac, tac,
viendo un documental de zorros,
de ballenas,
de esta o aquella guerra
de los destrozos que causó
la fuga de petróleo en tal lugar
tac, tac,
tac, tac…

supongamos que eres despertado por un trueno
truuuuuuuuuuuuuuuum
a las seis y media de la mañana
truuuuuuuuuuuuuuuum
y cuando la impresión de este cesa
te quedas con un
tac, tac,
tac, tac
el sueño depuraba cuerpo y mente
tac, tac
te desvelas a mitad del trabajo
tac, tac
una imagen queda a medio borrar
tac, tac,
tac, tac,
le ves las costuras al traje
tac, tac
sientes el fallo en MAtrix
tac, tac,
tac, tac
¿es esto de lo que tu organismo
te intenta proteger cada noche?
tac, tac,
tac, tac,
grifo, gotera,
tac, tac
alarma sutil y recurrente

tac, tac,
tac, tac
a veces sientes no poder aguantarlo
¿por qué está siempre ahí ese
tac, tac, tac, tac?
te preguntas
y la respuesta es más
tac, tac,
tac, tac

tratas de observar lo verde
de ver lo bueno
de tranquilizarte
de escribir para sacarlo
de juntarte con otras energías
de hacer de tu vida lo bello
hasta meditas y notas cómo se atenúa
pero llegas a un punto
en el que todo esto no da más (rendimientos decrecientes)
y al encender la radio
y afinar el oído
como eco de otra época
tac, tac,
tac, tac
y al escuchar sobre estos bosques
tac, tac,
tac, tac
que si pinos y
eucaliptos no endémicos
destrucción de un ecosistema
tac, tac
lugar remoto
catorce mil años habitado
lo creías virgen
tac, tac,
tac, tac,
pensabas que sus gentes
aún dueñas de un papel de propiedad
eran respetuosos con estas tierras
tac, tac,
tac, tac,
ya no te desespera ese
tac, tac,
tac, tac,
antes sí pero ya no
has aprendido a convivir con él
tac, tac,
tac, tac,
sientes que siempre estará ahí
mientras siga la vida
tac, tac,
tac, tac,
es un asunto tan simple
es un asunto tan complejo
tan indescifrable
la vida
que quizás sea este
un punto intermedio
por el que hay que discurrir
te dices
pero
tac, tac,
tac, tac,
llenas la mente de pensamiento
tac, tac,
llenas la mente de ruido
tac, tac,
usas aproximaciones diversas
tac, tac,
te dejas dominar
por la idea
de la insignificancia
que suponemos
en el cosmos
y funciona
pero en el fondo
de todo
como telón que mueve el viento
dejando filtrar un rayo de oscuridad
lo sientes
tac, tac,
tac, tac,
tac, tac,
tac, tac,
tac, tac,
ese tac, tac,
presente en todo momento
tac, tac,
como gotera interminable
tac, tac,
es la avaricia humana
corrompiendo
el corazón de la esperanza

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s