De coños y curvas

 

Aunque me ahogue en silencios

y los rojos muros ahuyenten

la alegría de vivir,

prefiero estas sombras y estos miedos

a tener que salir como en manada

a buscar carnaza y carnaval

rodeado de zánganos vacíos

que no saben menos de soledad que yo,

que viven en otro mundo

y tasan a bellas criaturas

de coños,

de curvas,

de muñecas al servicio

del mejor impostor

sin pararse siquiera a pensar

quienes son,

qué se mueve cuerpo adentro,

dónde está el verdadero sentido

de un abrazo,

de una palabra de aliento,

de que te escuchen y apoyen,

sin recordar lo que se siente

al entrelazar las manos

con un ser humano igual que tú,

con las mismas incertidumbres,

los mismos pesares,

la misma ilusión,

el mismo amor escondido

en las esquinas de lo mundano.

 

Ganso del Invierno

(Extraído del poemario “Sexo, amor y universos mentales”)

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s