La casa presidencial – Verónica Montalvo Díaz

Verónica Montalvo Díaz

~ La casa presidencial

La oí.
Puedo jurarlo,
en cada pared, de cada cuarto, en cada objeto caro que la adorna
lanza una risa burlona
y asi es como se ensalza también lo juro:
porque se sabe pobre.

Pobre casa
sus bustos y textos de nuestros libertadores son solo su fachada
y lo sabe: está hecha de perversiones
sus escaleras de pasos cínicos
sus camas de sueños grandes
grandes de aquí hasta el hambre del niño, así de grandes;
su biblioteca de abandono
su comedor está hecho de desigualdad y desperdicios
su recibidor está hecho de conspiración.

Su salon de fiestas de más risas burlonas, infinítas.

Sus pasillos gimen, sus jardines hieden
la recamara principal se congela.

La casa Presidencial, en ella hay hambre, frio, muerte;
sus muros escurren sangre, por eso lo sé.
Pobre palacio, se hunde entre la mierda.

Su lodo es ficticio y aún así es mas espeso.
Cuenta con todos los servicios, dicen
y aún así ruega por servilismos.

Nada carece, y la puta ruega por un poco de cariño.
De nuestra parte no, no lo obtendrá.

Un mt cuadrado de su techo es lluvia para los mios
cada edredón de cada cama es frio para aquél niñito
el arte de la casa presidencial muy artísticamente susurra
que vale más llenar los ojos del político a llenar la boca de mi hermano.

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s