No subestimemos las inteligencia de nuestros enemigos

Las tácticas de nuestros enemigos II

Los canallas lo tienen todo arreglado
para que sintamos miedo a enfrentarnos a ellos,
juegan muy bien con el miedo.
Nuestros enemigos no son tontos.
Son inteligentes y
vistas sus tácticas
como tal les tenemos que tratar;
como un enemigo que pone en boga
toda nuestra inteligencia
y capacidad de acción.

Un ciudadano cualquiera, preocupado
va a una manifestación
ejerciendo un derecho reflejado en la constitución.
En este contexto
muchas de esas personas son multadas,
multadas y por tanto amedrentadas.
Pero no sólo cuenta su miedo,
el miedo que se expande por su entorno
hará que las movilizaciones se vacíen.
Porque no es un sólo caso,
no ha sucedido en una ocasión concreta,
lo repiten y lo repiten hasta convertirlo en norma,
hasta que una manifestación sea sinónimo de multa
y la gente tenga miedo a ser multada
más ahora que ni ingresos tienen para pagarlas.
Juegan con el miedo a no comer,
quiero decir;
a uno le llega una multa y la podrá pagar,
quizás,
pero hay motivos para hacer más manifestaciones,
muchas más,
y uno sabe que no podrá sostener su economía con
una reducción regular de sus ahorros
destinada a pagar esa represión de baja intensidad.
Uno va a protestar delante de la casa de los políticos
y se encuentra con que el gobierno bate récords temporales
a la hora de tramitar las multas,
y entiende que la represión se intensifica
y siente miedo en su interior.

Hacemos una concentración pacífica
y la policía no tiene problema en entrar e identificar a los allí reunidos
para hacerles llegar las herramientas de la represión a sus buzones:
las multas.
Entonces si la concentración se vuelve violenta
(muchas veces violentada por la misma policía),
los antidisturbios se quitan el número de placa para no poder ser identificados,
reparten palos y detienen,
llevan a juicio a manifestantes con falsas acusaciones,
revientan un ojo con pelotas de goma
y tienen a los políticos detrás para defender su actuación,
y en el caso de sufrir condena
saben que serán indultados.
No hay castigo para su comportamiento
y el ciudadano que se manifiesta
tiene miedo por la indefensión que sufre.
No sabe si
(a) es mejor hacer una manifestación pacífica
y que le lleguen multas tras multas a casa,
(b) una manifestación violenta
y arriesgarse a una represión intensa,
a dolor físico,
a alguna condena
y a la absolución de los culpables,
o (c) directamente no ir a la manifestación,
quedarse en casa
y aceptar que es lo que “le ha a tocado vivir”.

Más tarde,
intensificando inteligentemente la represión
los policías aparecen a las puertas de las casas de los periodistas
y les acusan
sin pruebas
de agresiones a “agentes de la autoridad”.
No hay peligro,
les sueltan con cargos
pero serán absueltos
como la mayoría de los detenidos en manifestaciones.
Pero ya proyectan un miedo que viene a decir:
si salen a manifestarse
multa, palos o detención
si salen a grabar las manifestaciones
palos y policía en las puertas de su casa.
Es decir;
meten el miedo en el cuerpo.

Estas son algunas de las tácticas del enemigo
que todo lo tiene pensado,
que son canallas maniqueos,
pero sobre todo inteligentes
y con un GOLPE de inteligencia colectiva
les debemos responder,
La física
también puede ser una respuesta inteligente.

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s