Hablemos de democracia

Yo solamente les pediría; Mientras él habla, ustedes escuchen.

Gerardo Pisarello

Reflexiones:

“La democracia de la que se habla hoy, en realidad, es una democracia de muy baja intensidad, que se parece más a una oligarquía con algunas libertades públicas que no una democracia en el sentido originario del término.”

“Ya en la constitución, y en las leyes que luego desarrollaron el contenido constitucional, aparece configurada una democracia básicamente de representantes, llevada adelante por los partidos políticos donde la representación directa de la ciudadanía es excluida o vista con muchísimo recelo”

“El peligro de que este secuestro oligárquico de la democracia derive en un modelo despótico* es un modelo real, que ya lo estamos viendo”

“A los sectores populares, a las clases populares, a los movimientos sociales, lo único que nos queda es intentar de alguna manera poner en marcha un proceso constituyente que pueda establecer las bases de una radicalización democrática”

*despotismo = 1. m. Autoridad absoluta no limitada por las leyes.

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s