Tu cara es un poema maestro

Borges sonrisa poema maestro

No se por qué había quien te consideraba serio,
obscuro o incluso truculento
si tienes la cara plagada de arrugas de las de reír.

Tu cara es un poema maestro.
Tus cejas son un poema,
tu boca, tus patillas, tu nariz,
tu mirada, un poema.

En esa mirada, que cansada de ver para fuera
comenzó a reflejar tu vasto mundo interior,
no hay que ser muy sensible
para descubrir ilusión, sabiduría, pasiones…

Tu cara es un poema en sí maestro,
e intentar hacer un poema de ella (como este)
es un error tan grande
como todos aquellos poetas
que dedicaron sus esfuerzos
a expresar la belleza del mar
o a intentar sacarle los colores a la luna con sus sonetos.
Tu cara es un poema
tan grande,
tan extenso y profundo,
de un lenguaje tan popular
que se puede aprehender de ti (de ella) un universo de lecciones
sin tan siquiera leer una de tus obras maestras.

La imagen está fijada;
tú sonríes recordando a tu madre,
apenándote de no haber sido feliz por y para ella
-que tanto lo intentó-
la imagen está fijada,
ya no pierdes esa sonrisa,
la tengo desde ya para mí,
y ahora, sentándome contemplativo ante ella,
empiezo a capturar el universo.

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s