Marcas de tiempo y experiencia

Me parecen más bonitos
-y cuando digo me parecen, hablo de mis gustos-
unos pies estropeados de andar descalzo
por suelos y jardines,
que aquellos que asoman con sus uñas bien pintadas
y sus talones impolutos
por agujeros diseñados en sandalias de moda.

Más bonita una cara arrugada
de tanto reír con el paso de los años
-esta imagen me trae e la mente a Pilar Castellanos-
que una persona mayor o vieja incluso
con las pocas marcas de la edad disimuladas con una capa de pintura,
o peor aún, con el cutis masacrado por el mucho maquillaje
y los muchos químicos.

Más bonita una piel limpia, una cara radiante,
que unos párpados verdes o unos pómulos rosas.
Que una máscara por la que sentir
que ya no era ayer sino mañana.

Maquilladores arreglando facciones
como quien recupera un cuadro cuarteado.
Esas son las pasiones de la suciedad sociedad que vivimos.

Más bonitas unas manos artesanas,
-movidas por sus músculos de artesano-
plagadas de callos y zonas duras,
amplias, machacadas, con experiencia,
que aquellas que rozan tu cuerpo
con el tacto pretendido de la seda.

chavela vargas poema experiencia marcas risa

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s