En este momento acaba de morir un niño – Mingote

En este momento acaba de morir un niño.
Ha muerto de hambre.
Mientras usted comenta esta noticia, mientras lamenta la desgracia,
mientras se dice a sí mismo cómo puede suceder esto,
otro niño ha muerto de cualquier cosa,
porque los niños hambrientos, deshidratados,
sucios, contaminados y solos
se mueren con mucha facilidad.
Hoy mismo, en estas veinticuatro horas morirán
sin la menor dificultad
40.000 niños por haber nacido en un lugar no conveniente
para los que quieren crecer y convertirse en hombres y mujeres,
que es lo que harán sus hijos de usted por haber tenido la suerte de nacer aquí
y precisamente en su familia.

En el tiempo que tardará su hijo en destrozar
ese camión a pilas que le compró usted ayer por su cumpleaños,
en esos minutos y en un país no demasiado lejano
morirán dos, tres o cinco niños
que si vieran una pila solo preguntarían si esa cosa se come.

Mientras usted, señora,
traslada a su carrito en el supermercado un envase de su detergente favorito,
tal vez una lata de comida para su perro,
estarán enterrando a una niña envuelta en harapos,
de piernas esqueléticas y viente abultado,
que ha tenido tanta suerte que incluso la entierran,
en lugar de dejarla ahí, donde se dejan los muertos de hambre y que se apañen.

Mientras usted, en ese embolletamiento donde ha venido a caer de vuelta a casa,
lamenta el tiempo que está perdiendo sentado en su automóvil
sin poder hacer nada por evitarlo,
una mujer, en un país que no es este por suerte para usted,
ve cómo su hijo se muere en los brazos,
sin poder hacer otra cosa que espantarle purulentas las moscas que se le han parado en las llagas,
y que ya no le molestan en absoluto.

Mientras miles de niños se debaten, triste, desesperadamente,
en una miseria mortal,
debemos preguntarnos qué hacemos nosotros por evitar esa vergüenza que nos abochorna.
Y mientras nos contestamos que nada, que no hacemos nada y que tal vez deberíamos hacer algo,
en esos segundos, otro niño ha muerto. Deje de hacerse preguntas y actúe. Es urgente.
Poeta Mingote

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s