Breve mapa de la actualidad española

Los medios de comunicación llenando de pena nuestras vidas,

sin ser culpables (y sólo por esta vez)

de más que de ser el foco

de lo que ocurre en esta España de todos los demonios.
 
 
Como un cáncer que reaparece rampante en este organismo

llamado nación

cuando los técnicos le anunciaban hace poco a su paciente

con alegría

que estaba en proceso de remisión.
 
 
A alguien o alguienes

se les ocurrió decir alguna vez que España

estaba viviendo un cambio,

por vez primera en una historia de mongolos

y pocos intelectuales que, de lúcidos,

no tenían quienes les lean o les escuchen.

Evidentemente, y como tantas otras veces de manera circular,

ha sucedido que, en estas tierras de alegría,

trabajo y desbordante vitalidad,

(también de picaresca, todo hay que decirlo)

nos hemos prestado a ser gobernados por los felones.

Y de esa gobernación, hemos salido perdiendo

aquellos por lo que esta nación

tiene al menos un mínimo de valor,

las personas corrientes.

O como acertaba Jaime Gil:

De todas las historias de la Historia

sin duda la más triste es la de España,

porque termina mal.
 
 
Mientras no nos libremos de ellos

España seguirá siendo un país de mierda,

al que una etapa gloriosa de energía y desenfreno,

la seguirá otra de supositorios y curas que no se adecuan

a los males que padecemos.

Pero por mucho que nos lo hayamos propuesto tantas veces,

nos las apañamos para no acabar de desterrar estos demonios,

que de tanto repetirse

diríase que están inscritos en nuestra carga genética.
 
 
Ejemplos de que el cáncer está de vuelta,

evidencia clara de que nunca se fue,

son todos estos titulares:

Diputado del PP las pasa canutas cobrando 5.100 €/mes.

El PP vuelve a meter los toros en la TV pública, (¡de dónde nunca debieron salir!)

no han propuesto todavía  meterlos en el congreso, una pena.

Los inmigrantes ilegales perderán su tarjeta sanitaria.

¡al tiempo que!

Educación subvencionará los centros que segregan a sus alumnos por género

contrariando incluso a los tribunales.

Los estudiantes de Cataluña pagarán tres euros al día

por llevarse a la escuela su propia comida

Y después de todo, según estos malnacidos,

¡son tiempos de patriotismo y generosidad!

¡Que viva la patriedad privada!

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s