Largometraje

Cómo nos engañó el cine americano

y su idealismo,

cuántas fantasías que no cuajaban,

que rompían en espumas fútiles

contra el rompeolas de nuestra realidad.

Tú desde tu sofá sintético

sentías próximo a las vías

la euforia latente en aquellos mundos ofrecidos

de orgullo y éxito.

Bastaban las palabras fáciles,

la pelea ganada,

bastaban las chicas guapas,

el lider de la clase,

la princesa del baile…
 
 
Luego todo terminó en los fracasos

que guardaron cola en el destino

y la pareja feliz y eterna descubrió las sombras,

y aquella joven morena,

maravilla del mundo,

nunca llegó;

los tipos duros encadenaban victorias,

tu mimetismo con el triunfo era parte

de un sueño de rápido consumo,

nuestra casa con hijos y perro juguetón

fue postal en una tienda montada

siempre en otro lugar.
 
 
Y aprendiste a no creer

en la falacia americana de playas enlatadas,

aprendiste que la verdad tenía más

el aspecto de una ruina

remodelada en el futuro,

que el devenir no era sol

sino marzo inestable

y que the end es

tan sólo

un principio de incertidumbre.

Poeta Ganso del Invierno

 
 

Ganso del Invierno,

que ya participó en este blog

nos envía otra maravilla descarnada

y desencantada

en forma de versos.

¡A él le agradecemos

este abrirnos los ojos!

One comment

  1. ELMER WERNER · agosto 23, 2012

    genial!!

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s