Manuel Magno se muere de miedo

Manuel Magno

muerto de miedo por la idea de salir a la calle

por los maleantes que se cuenta que en ella pululan

decide armarse de valor

y ponerse una coraza

para así sentirse seguro

 

Manuel Magno

acorazado

sale por fin a las calles y camina

En su interior un monólogo;

el que le dirá a esos maleantes

que quieran hacerlo algún mal

Y dice así:

“vosotros pegadme si queréis cabrones

pero os hago saber

que por cada puñetazo

habréis de partiros tres huesos de cada mano

por cada patada

tres huesos del pie

y… ¡ay malvados de vuestras costillas!,

¡ay de vuestros cráneos

si alcanzo a azotaros

aunque sea solamente una vez

al caerme al suelo

si a empujarme osáis!”

 

Manuel Magno

caminaba por la calle

con esta perorata en su alma

cagado de miedo

 

Pasó el tiempo

y al volver a casa intacto

día tras día

se dio cuenta Manuel Magno

de que normalmente no hay por la calle maleantes, chorros, malajes,

que a uno le quieran hacer mal

que esas ideas son miedos

que le infunden a uno continuamente

 

Sobre todo se dio cuenta

Manuel Mango

al ir vestido con coraza

que las aceras de este planeta

están plagadas de seres curiosos y bondadosos

que llegado el momento

hasta pretenden ayudar

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s