La depuración de los seres

Estando sentado en una terraza,

desayunando,

al lado nuestro un coche desaparca

dejando un hueco vacío,

cosa normal.

 

A los pocos minutos

el conductor de un Megane

decide llenar con su coche ese mismo espacio,

cosa normal.

 

Hace una maniobra perfecta

y se baja del coche.

 

Yo,

me sorprendí a mi mismo

sorprendiéndome al ver

que el conductor de maniobra tan perfecta

era mujer.

 

¡Yo,

que me considero persona sin prejuicios

me sorprendí,

cosa anormal!

 

Que triste…

habrá que seguir depurándose.

¡Maldita sociedad!

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s