El secreto de Rajoy en tres escenas

Escena 1

España, Palacio de la Moncloa, 13:30.

La sala está repleta de periodistas,

esperan con ansia.

A los pocos minutos

entra una persona con barba casi albina y gafas.

En su cara una una media sonrisa falsa,

semblante nervioso.

Lleva cincuentaytantos días desaparecido,

nadie sabe dónde ha estado.

Comienza a parlotear:

– Nos preocupa la falta de crecimiento.

– En este momento es muy difícil que nos presten dinero.

– La situación actual es incómoda y desagradable.

Gesticula ampliamente con su mano derecha

mientras la expresión filtra un aumento de tensión.

– Salí muy satisfecho del último Consejo Europeo.

A pesar de haber hecho el ridículo, piensa…

– El Gobierno sabe perfectamente donde va: hacia La Deriva

– Veo señales positivas en la economía de España

– No soy el único

Apunta como un niño enfurruñado en el patio de colegio

 

Escena 2 

Los presentes, por turnos, empiezan a lanzar preguntas

al personaje de la tarima, este responde.

– La oposición aprueba mis medidas pero no puede decirlo.

– Europa aprueba mis medidas porque les hago caso en todito lo que me piden.

– El mercado aprueba mis medidas porque les allano el camino del expolio.

– La gente no apoya mis medidas porque siendo unos incultos no las entienden.

– Sí, efectivamente, no entienden que quedarse en paro es una forma negativa de crecimiento

– Pero crecimiento.

– El barco va viento en popa.

– El planteamiento general que le hice a los españoles fue el de crecer y crear empleo

– No tengo intención de bajar las pensiones el año que viene, quizás las elimine.

– Feliz verano a quien pueda

Se despide con esta lapidaria frase,

en su mirada supura

algo que oculta,

sus expresiones faciales expresan algo así como:

“ala, ala, ala, os chincháis que os la estoy jugando”

Nadie sabe qué será

 

Escena 3

A los pocos minutos de la escena anterior,

salta la liebre,

el estado entero convulsiona en una explosión de noticias,

todas dicen lo mismo,

una noticia de calado se sedimenta en las almas

de millones de internautas,

se sienten estafados,

se sienten apaleados,

se sienten engañados,

(como llevan sintiéndose tanto tiempo)

el señor malvado

de cara de imbécil

que acaba de comparecer,

después de una hora de charlatanería,

después de meses sin aparecer en público,

después de afirmar que no había tomado ninguna decisión con respecto al rescate,

ha negociado con Europa un nuevo ajuste

de 102 mil millones de Euros.

¡Y su bocaza bien cerradita al respecto!

 

Como decíamos en mi barrio,

cuna de poetas, profetas y fumetas,

¡¿pero tu eres tonto chaval,

o me estás tomando a mí por tonto?!

(para liberarse, dígase en alto con voz cañí)

Ofendidos y liberados... ¡a mí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s