Generación

Según pasan los años

sutilmente

pero en un movimiento imparable

me voy convirtiendo

en mi madre, en mi padre.

 

Antes luchaba contra ello

hasta que comprendí

que era luchar contra mi misma

contra lo inevitable

y era fuente de todo malestar.

Ahora

la conciencia de ese proceso

busca por sí misma el equilibrio

entre potenciar aquellos aspectos positivos

(que son infinitos)

y esos pocos, poquísimos

(pero a veces muy profundos)

que se pueden cambiar, pulir, ¿mejorar?,

en un proceso de liberarme

de los potenciales negativos

permitiendome realizar los positivos.

 

_DSC9842-2

 

La vida es un movimiento hacia el futuro

comprendiendo que el infinito pasado

se ha convertido en este presente

y que infinito presente

sobre el que podemos actuar

se convertirá en futuro.

 

 

 

 

La elocuencia del bosque

El calor del sol

fuente de todas las cosas

ha despertado los olores más dulces del bosque.

Después de unas horas caminando

ahora descanso en una roca cubierta de musgo

ni un solo ruido de mi parte

y el bosque cantando su canción,

sutileza, alegría…

 

_DSC0973_1

 

Sumergete en el bosque

busca los pasos de otros animales

sigue sus caminos

a través de troncos, ramas, arbustos y rocas

y descubre la inteligencia de un caminar intuitivo

de un fluir entre lo elementos.

 

Limpia tu mente de ti mism@ por un momento

y descubre que hay más allá

en tu profundo interior.

Eso que consideras tu identidad

es tan solo superficie con ínfulas

de profundidad.

Descubre cómo cada acto tiene consecuencias

todo está infinitamente conectado

desata bonitas consecuencias

con actos bellos y tranquilos

haya la libertad que hay en ti,

déjate convencer por la elocuencia

del bosque

interacción de incontables seres

fuente de toda vida.

 

_DSC9600_1

 

Vive lo que fuimos,

lo que no hemos dejado de ser porque está en nosotr@s

sueña con volar a saltos entre las ramas

con reconocer la sutileza

y verte reflejada en ella.

 

Trasciende en una serie de

trances transitorios

que perpetúan una permanencia

inmanente en ti

y en mí…

ofrécete tiempo

para conocerte

para descubrir los senderos

de ese bosque interior

poco transitado

pero que todos llevamos dentro.

 

Conócete

no tengas miedo

ningún mal acecha.

 

_DSC0458_1_1

 

Entrada dedicada a El bosque habitado por sus cinco cumpleanillos… ell@s son l@s mestr@s más importantes en mi educación sentimental hacia la natura, hacia el bosque, hacia lo verde. Gracias a ell@s “soy” más yo. Gracias!

Si no vivimos en el paraíso | If we don’t live in the paradise

Si no vivimos en el paraíso

es porque no queremos

porque de hecho vivimos en el paraíso.

 

Estamos centrad@s en el orgullo

en los conflictos, en el drama,

en todos nuestros problemas, en nuestro sufrimiento,

en lo debería, en los ojalás, en nuestra cabeza.

 

No estamos enfocando nuestras energías en descubrir

lo que llevamos dentro

en conocernos, en comunicarnos,

en conectarnos espiritualmente con las demás personas

con nuestro entorno, con el resto de seres de la Tierra,

no estamos enfocando nuestras energías en cultivar nuestra sensibilidad

en mantener nuestra mente calmada y no permanentemente ocupada…

todo esto nos permitiría VER

que de hecho vivimos en el paraíso:

la luz, los árboles, sus ramas…

el sol, el agua, el humus, las plantas…

el mar, las rocas, las algas…

abejas, frutos, néctar,

buenos sentimientos, comprensión, ayuda…

fraternidad, empatía, arte, ciencia…

 

Me permito en este punto proponer una variación del primer enunciado

de este poema:

si no vivimos en el paraíso

es porque no sabemos cómo

¡pero escucha!

tenemos la capacidad de aprender.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


If we don’t live in the paradise

is because we don’t want

because we live in the paradise.

 

We are centered in the proud

in the conflicts, in the drama,

in all our problems, in our struggle

in the ‘i should’, in the ‘i wish’,

in our head.

 

We are not focusing our energy in discovering

what we have inside

in the self awareness,

in the communication,

in connecting spiritually one with another

with our environment, with all the other beings in this Earth,

we are not focusing our energies in cultivating our sensibility

in keeping our mind calm and not busy…

al this would allow us to actually SEE

that we live in the paradise:

the light, the trees, their branches…

the sun, the water, the humus, the plants…

the sea, the rocks, the seaweeds…

bees, fruits, nectar…

good feelings, comprehension, help…

fraternity, empathy, art, science…

 

I ask you permission to do a variation to the first statement

of this poem:

if we don’t live in the paradise

is because we don’t know how to do it

but listen!

we have the ability to learn how.