Abre los ojos

Buenos días a todo el mundo.

Hace más de dos meses de mi última publicación… por estos lares. Si tengo el blog un poco abandonado es porque el flujo de la vida me ha llevado a enfocar mi energías en otros asuntos, hay mucha poesía, mucha música y muchísima fotografía que me gustaría compartir con vosotr@s, pero mientras no haya un sustento económico detrás de nada de eso me cuesta sacar tiempo para llevarlo todo a delante, pero no me quejo, la vida me ofrece constantemente belleza a la que soy sensible y llegaré hasta donde pueda, más allá hay un mundo de estrés y ansiedad al que no pienso acercarme. :)

Para manteneros un poco al día… hace poco me abrí Instagram y la verdad es que, por el momento, me está resultando una herramienta potentísima para transmitir contenido con conciencia, lleva poco tiempo crear post con contenido interesante que, con mayor o menor profundidad, llegan a muchísima gente. Sobre todo si los contenidos son compartidos por Facebook, esta herramienta se convierte en un 2 en 1. Si queréis seguirme @pictures_of_korpo en Instagram, Pictures of Korpo en Facebook y Aarón Blanco Tejedor para tener un contacto más personal e íntimo, toda persona es bienvenida <3

Además de esto, estoy haciendo una revista local para la comunidad a la que me mudé hace un año y medio en Finlandia, una pequeña isla en un numerosísimo archipiélago, un comunidad rural. La revista, con contenido creado por Ida y por mi y con diseño y fotografía desarrollados por mí, trata de ofrecer investigaciones culturales del pasado, y reflexión del presente y del futuro, ofreciendo voz a los muchos talentos locales con la idea de aumentar el autoestima de la comunidad rural en estos tiempos en los que pareciera (según la cultura predominante) que la única vida digna de vivir es la urbana. Se llama Pro Korpo Bladet y cuando lancemos la web os la pasaré por este medio para que podáis echar un vistazo. Además de eso estoy haciendo fiestas de luna llena, en la que un@s pocos invitad@s nos sentamos al rededor del fuego a compartir historias y charlar, a tocar el tambor y a buscar estados de trance bajo el influjo de la luna llena. Además de esto llevo a delante un club de escucha en el cual nos sentamos a escuchar discos completos con propuestas musicales interesantes, sería como una meditación musical.

Escribo bastante pero no tengo tiempo para publicar, sobre todo me estoy dedicando a la fotografía ahora mismo, sé que llegará un tiempo en el que la intensidad que le pongo a este medio disminuirá y podré dedicar más esfuerzo a ofrecer contenido por esta canal, la vida es un flujo entre muchísimos elementos, y ahora mismo las cosas están así. Con respecto a la fotografía hace poco realicé mi segunda exhibición, las obras se subastaron para causas benéficas y recopilamos 1.600 € que se destinaron a ACNUR y a Arena y Esteras.

Además de todo eso, ¡vamos a tener un bebé en febrero! El primer niñ@ que viene a esta familia, nos sentimos preparadas y contentas, sin embargo necesitamos preparanos para ese momento y eso lleva tiempo. Pasaré fotos. :)

Tengo tantísimas cosas que contar… yoga, meditación, vida en el campo, paseos diarios por el bosque, amor, mucho amor, más amor, amistades, alegrías… lo único que os pido es que busquéis simplificar vuestras vidas lo máximo posible, siento que la humanidad está complicando la vida ad infinitum cuando el acto de vivir es lo más sencillo que existe, lleva tiempo y paciencia (como todo cambio), pero enfocarse en lo positivo del acto de existir y no en el drama, en el conflicto y en la violencia es posible, solamente necesitamos alguien que nos abra los ojos, mucha gente que nos apoye, paciencia, cariño y muchas ganas de transitar un camino lleno de luz.

Gracias por estar ahí. Esta año 2017 vamos ya casi por las 50.000 visitas. Amor!

Ah, por cierto, uno de mis poemas ha sido publicado por vez primera en papel en el número 2 de la revista La i crítica. :)

Os dejo un vídeo que anima a abrir los ojos ante la fragmentación de este mundo que hemos venido a llamar Occidente.

7 de Octubre de 1987

En mi treinta cumpleaños
me he dado cuenta
de que he nacido
cuando llegan las tinieblas
justo en el compás anterior al descanso

cuando el otoño
muestra sus colores más cálidos
justo antes de que los árboles
cierren sus ojos
ante la visión del sueño invernal
cuando el helecho se consume
lentamente
en su propio fuego
cuando los hongos
ofrecen al bosque
uno más de los infinitos ritos
del amor

cuando el cielo baña la tierra
y convierte al rojo en ocre
al amarillo en sol
al marrón en naranja intenso
y el verde vive mil transformaciones
y todas hablan de esperanza, futuro y
de tranquilidad

cuando la saturación es máxima
¿será por ello la alegría de mi alma?

Entre tanta lluvia
se cuela el sol de vez en cuando
los últimos verdes brillan
como sin tuvieran vida propia
(que la tienen)
y las últimas bayas rojas
de un arbusto cercano
anuncian que al caer ellas
no habrá apenas más pájaros
durante el largo invierno:
y una ha dejado
de esperar sentada el gran milagro
al comprender
que vive rodeada
de infinitos milagros.

En mi treinta cumpleaños
un bebé está por nacer
y mi corazón llora de alegría
al saber que mi madre ha tejido una manta
que mi padre se ocupa de que nada falte
que mi hermana está confenccionando sus regalos
con sus propias manos…
desde la distancia.
Están a más de tres mil kilómetros
y una gran parte de mí
vive en ell@s
y una gran parte de mi
es ell@s.

El día de mi cumpleaños
haré una sauna
me bañaré en el mar
me tiraré toda la noche
tocando el tambor
sacando sonrisas
pensando en paz
agradecimiento, amor,
reproduciendo reggae
bailando con un par de seres
de poco más de un año
bailando con sus madres
con sus padres
bailando para mí
con el corazón abierto
conectando
reconectando
fluyendo
y dandole gracias a la vida
por cada instante de existencia
por convertirme en espectador
del epectáculo de la vida.

Al día siguiente
limpiaré la fiesta
(una fiesta íntima)
con mis propias manos
ayudada de Ida,
compañera,
que siempre está a mi lado
sin egoísmo
con amor
asegurándose de que ambas
evolucionemos
hacia la libertad
de la mano,
con la que vivo sin drama
con la que vivo sin conflicto
con la que vivo con esperanza,
la vida con ella
es un viaje de Ida
que me gustaría hacer hasta el final,
para ella siempre
mi primer sentimiento de agradecimiento
y estas últimas palabras:
gracias, ¡te amo!

 

 

Generación

Según pasan los años

sutilmente

pero en un movimiento imparable

me voy convirtiendo

en mi madre, en mi padre.

 

Antes luchaba contra ello

hasta que comprendí

que era luchar contra mi misma

contra lo inevitable

y era fuente de todo malestar.

Ahora

la conciencia de ese proceso

busca por sí misma el equilibrio

entre potenciar aquellos aspectos positivos

(que son infinitos)

y esos pocos, poquísimos

(pero a veces muy profundos)

que se pueden cambiar, pulir, ¿mejorar?,

en un proceso de liberarme

de los potenciales negativos

permitiendome realizar los positivos.

 

_DSC9842-2

 

La vida es un movimiento hacia el futuro

comprendiendo que el infinito pasado

se ha convertido en este presente

y que infinito presente

sobre el que podemos actuar

se convertirá en futuro.

 

 

 

 

La elocuencia del bosque

El calor del sol

fuente de todas las cosas

ha despertado los olores más dulces del bosque.

Después de unas horas caminando

ahora descanso en una roca cubierta de musgo

ni un solo ruido de mi parte

y el bosque cantando su canción,

sutileza, alegría…

 

_DSC0973_1

 

Sumergete en el bosque

busca los pasos de otros animales

sigue sus caminos

a través de troncos, ramas, arbustos y rocas

y descubre la inteligencia de un caminar intuitivo

de un fluir entre lo elementos.

 

Limpia tu mente de ti mism@ por un momento

y descubre que hay más allá

en tu profundo interior.

Eso que consideras tu identidad

es tan solo superficie con ínfulas

de profundidad.

Descubre cómo cada acto tiene consecuencias

todo está infinitamente conectado

desata bonitas consecuencias

con actos bellos y tranquilos

haya la libertad que hay en ti,

déjate convencer por la elocuencia

del bosque

interacción de incontables seres

fuente de toda vida.

 

_DSC9600_1

 

Vive lo que fuimos,

lo que no hemos dejado de ser porque está en nosotr@s

sueña con volar a saltos entre las ramas

con reconocer la sutileza

y verte reflejada en ella.

 

Trasciende en una serie de

trances transitorios

que perpetúan una permanencia

inmanente en ti

y en mí…

ofrécete tiempo

para conocerte

para descubrir los senderos

de ese bosque interior

poco transitado

pero que todos llevamos dentro.

 

Conócete

no tengas miedo

ningún mal acecha.

 

_DSC0458_1_1

 

Entrada dedicada a El bosque habitado por sus cinco cumpleanillos… ell@s son l@s mestr@s más importantes en mi educación sentimental hacia la natura, hacia el bosque, hacia lo verde. Gracias a ell@s “soy” más yo. Gracias!

Si no vivimos en el paraíso | If we don’t live in the paradise

Si no vivimos en el paraíso

es porque no queremos

porque de hecho vivimos en el paraíso.

 

Estamos centrad@s en el orgullo

en los conflictos, en el drama,

en todos nuestros problemas, en nuestro sufrimiento,

en lo debería, en los ojalás, en nuestra cabeza.

 

No estamos enfocando nuestras energías en descubrir

lo que llevamos dentro

en conocernos, en comunicarnos,

en conectarnos espiritualmente con las demás personas

con nuestro entorno, con el resto de seres de la Tierra,

no estamos enfocando nuestras energías en cultivar nuestra sensibilidad

en mantener nuestra mente calmada y no permanentemente ocupada…

todo esto nos permitiría VER

que de hecho vivimos en el paraíso:

la luz, los árboles, sus ramas…

el sol, el agua, el humus, las plantas…

el mar, las rocas, las algas…

abejas, frutos, néctar,

buenos sentimientos, comprensión, ayuda…

fraternidad, empatía, arte, ciencia…

 

Me permito en este punto proponer una variación del primer enunciado

de este poema:

si no vivimos en el paraíso

es porque no sabemos cómo

¡pero escucha!

tenemos la capacidad de aprender.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


If we don’t live in the paradise

is because we don’t want

because we live in the paradise.

 

We are centered in the proud

in the conflicts, in the drama,

in all our problems, in our struggle

in the ‘i should’, in the ‘i wish’,

in our head.

 

We are not focusing our energy in discovering

what we have inside

in the self awareness,

in the communication,

in connecting spiritually one with another

with our environment, with all the other beings in this Earth,

we are not focusing our energies in cultivating our sensibility

in keeping our mind calm and not busy…

al this would allow us to actually SEE

that we live in the paradise:

the light, the trees, their branches…

the sun, the water, the humus, the plants…

the sea, the rocks, the seaweeds…

bees, fruits, nectar…

good feelings, comprehension, help…

fraternity, empathy, art, science…

 

I ask you permission to do a variation to the first statement

of this poem:

if we don’t live in the paradise

is because we don’t know how to do it

but listen!

we have the ability to learn how.